miércoles, 30 de marzo de 2011

MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

Etiopía es una de las mayores historias de éxito en descenso en Mutilación Genital Femenina. Durante los últimos años más del 60% de las jóvenes etíopes han evitado la MGF.

A la ablación de la conoce con distintos nombres:

Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.

Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

El cuchillo o la cuchila de afeitar son las armas con las que se siguen practicando ablaciones en África. Una práctica que también se realiza con bisturí y de modo clandestino en hospitales.

Existen varios tipos de ablación:

1-Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).

2-Una forma más agresiva sería la escisión o mutilación del prepucio total o parcial, del clítoris y los labios menores, conservando los labios mayores.

3-La infibulación es la forma más agresiva y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también es llamada circuncisión faraónica.

En Senegal, a pesar de haber sido recientemente condenada por el presidente Abdou Diouf y su ministra de la Mujer, Aminata Mbengue Ndiaye, esta práctica sigue afectando al 20% de la población femenina, es decir a un millón de mujeres con edades comprendidas entre un mes y 16 años.
Y eso que las cifras de este país están por debajo de otros, como Sudán (98%), Somalia (98%) o Etiopía (85%).
Unicef estima que más de 120 millones de mujeres de 28 países han sido mutiladas genitalmente.

Cada año, 3 millones de niñas, entre 4 y 14 años, son sometidas a la ablación o mutilación genital femenina por parte de sus familias en 28 países del África Subsahariana y Oriente Medio, aunque existen otros, como Eritrea y Malí, donde la mitad de las intervenciones se realizan a recién nacidas, convirtiéndose en una de las principales causas de mortalidad por delante incluso del cáncer.
No sólo sufren dolor intenso y hemorragias durante el acto, (incluso shock y muerte), sino que posteriormente pueden tener infecciones, enfermedad inflamatoria pelviana, incontinencia, VIH, disfunciones menstruales, infertilidad, relaciones dolorosas, frigidez y secuelas psicológicas. Además aumenta la probabilidad de partos problemáticos, incluida la muerte materna y del bebé.

Desde Malí Virginie Monkouro lleva 25 años luchando contra la ablación en su país desde el Centro Djoliba. La ONG Save the Children, que trabaja de la mano con este centro en Malí, ha conseguido acabar con esta práctica en 40 pueblos de este país en el que el 85% de las mujeres han sido víctimas de la ablación.

En Etiopía y en muchos otros países de África existe la creencia de que la MGF es una práctica que convierte a las hijas en más aptas para el matrimonio y con menor inclinación a expresar sus opiniones sin reservas. Se trata así de una norma social que, si se pretende eliminar, debe contar primero con el convencimiento de toda la comunidad.

Son muchas las personas, fundaciones y ong's que se esfuerzan para terminar con ésta práctica terrible a las niñas, con el diálogo y reuniones en las comunidades.
Como UNICEF, que está colaborando en un programa cuyo objetivo es erradicar la MGF con el apoyo y la participación de toda la comunidad.


El programa se desarrolla en tres zonas de Etiopía donde la prevalencia de la mutilación genital femenina es mayor.


El representante de UNICEF en Etiopía, Ted Chaiba sostiene que en los últimos debates, los líderes de opinión, los líderes religiosos, los jefes, las personas mayores y las propias mujeres, incluso las que trabajaban en tal fin, han aceptado dejar de lado la práctica de la mutilación genital femenina.


En Gambia, 60 mujeres practicantes han enterrado el cuchillo hace meses. Mama Samateh, gran luchadora contra la ablación en Catalunya. Gambiana de 52 años, trabaja como mediadora cultural y vive en Premià de Mar, cerca de Barcelona.Desde el año 1998 está al frente de la Asociación de Mujeres Antimutilación. Ya ha podido salvar a unas 30 niñas en territorio español a base de derribar creencias.


Bogaletch Gebre (izquierda) es una conocida activista de los Derechos Humanos y presidenta del Kembatta Women´s Self Help Center (KMG), una organización fundada en 1997 que defiende los derechos de las mujeres y lucha contra las prácticas de mutilación genital femenina, de las que ella fue víctima.
Gebre fue la primera mujer que entró en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Addis Abeba.


Liya Kebede (izquierda), fundó la Fundación Liya Kebede cuya misión está centrada en la salud materna y del recién nacido y en reducir la mortalidad infantil en su país y en el mundo. Ha viajado a Etiopía para apoyar proyectos basados en la educación comunitaria, capacitación y programas médicos.
Liya protagonizó "Flor del Desierto", basada en la biografía de la top model internacional Waris Dirie (derecha).

(A la derecha del Blog puedes ver un pequeño video de "Flor del desierto")

En España, en zonas con un gran número de inmigrantes de origen subsahariano, la mayoría procedentes de Gambia, Senegal, Mauritania y Mali, la ablación persiste.
Muchas niñas son mutiladas en verano, cuando viajan a los países de origen de sus familias. Incluso algunas son intervenidas en España de manera clandestina. Desde 2005, la ablación es delito en España aunque se practique fuera de sus fronteras.

El Instituto Dexeus ofrece un programa gratuito para reconstruir el clítoris a mujeres que han sido víctimas de la ablación.
En Cataluña, la Generalitat también anunció que financiará esta operación a las mujeres que lo soliciten.

El Dr. Pere Barri Soldevila, del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, es el único ginecólogo en España formado en esta técnica.
Se formó en París en cirugía ginecológica, en un programa de reconstrucción quirúrgica en el Hospital Bichat Claude Bernard de París, en el que pudo participar en unas 80 intervenciones. El hospital parisino, ubicado en un área marginal de la periferia con un porcentaje muy elevado de inmigrantes del África subsahariana, tiene uno de los servicios de Francia con mayor volumen de cirugía ginecológica.
Entre un 60 y un 70% de las mujeres que atienden son subsaharianas. Cada semana operan uno o dos casos de ablación, en mujeres entre 25 y 40 años.

Para reconstruir el clítoris adaptó una técnica de alargamiento de pene. El clítoris mide 10 centímetros, sólo una pequeña parte es externa. Está anclado a la base del pubis mediante un ligamento. Seccionando el ligamento, se consigue que vuelva a emerger. "Luego queda anclarlo a la base del pubis, darle volumen y darle forma", explica Barri Soldevila. "Los resultados son muy buenos. A los chicos les pasa inadvertido que una chica ha sido operada".
En el 90% de los casos se consigue una restitución anatómica. En el 75%, una restitución funcional, es decir, la mujer recupera la capacidad de tener orgasmos.

domingo, 27 de marzo de 2011

CONCURSO DE RELATOS CORTOS ABAY

En el Blog de la asociación Abay estos días podemos encontar una iniciativa fantástica.

Un concurso de relatos cortos en el que ya son varias las familias que nos han enternecido con sus relatos.

La participación está abierta a cualquier persona del mundo y en cualquier lengua.

La temática estará basada en "Niños de Etiopía", ya sea una historia relacionada con su nombre, el encuentro con su nueva familia o alguna historia que tenga relación. Puede ser real o de ficción.

Y... bueno, podéis consultar más detalladamente las bases del concurso en la web del


Ah! preparad los kleenex porque muchos son realmente tiernos!

miércoles, 23 de marzo de 2011

SABES QUE NO SERÁ LO MISMO, NO?

Para estrenar el 5º cumplemes del Blog, me gustaría compartir una frase que no es la primera vez que nos la dicen.

NO SERÁ LO MISMO QUE  L. , LO SABÉIS NO?


Nuestro hijo L. nació hace 10 años. Sentía que había nacido de mí una personita tan frágil y dependiente de mí, que si no la alimentaba, calentaba y protegía...simplemente moriría. Es un instinto brutal de proteción.
La primera noche en el hospital la pasamos juntos, su cunita junto a mi cama y mi mano notando toda la noche el contacto con su cuerpecito para asegurarme de que no se lo fuese a llevar nadie de mi lado.

El vínculo con tu hijo se crea día tras día, a base de contacto, las caricias, los mimos, los momentos del bañito. Ese amor va creciendo y el vínculo con tu hijo se establece a los pocos meses.

Con un hijo adoptado el vínculo puede tardar unos meses o varios años. Así pues, no es lo mismo.

Mi hijo L. ha visto las fotos de cuando estaba en mi barriga, ha visto cientos de fotos en las que sale él de pequeño, videos de guardería y fiestas escolares. Tiene estos 10 años de su vida muy bien documentados y con muchas respuestas.

Cuando vayamos a buscar a nuestro segundo hij@ tendremos unos días de acoplamiento con él en la casa de acogida y luego cuando la jueza dicte sentencia firme a la adopción nos lo podremos llevar al hotel hasta que todo el papeleo se resuelva.
Un hijo biológico suele empezar a hablar entre el año y los 2 años. Nuestro peque ya tendrá entre 3 a 5 años y su lengua puede ser amharico u oromo, así que hasta que nos podamos entender pasarán unas semanas.
Así que no es lo mismo...

Nuestro hijo adoptivo llegará algún día a hacernos un tipo u otro de preguntas dependiendo de la edad y de la madurez que tenga. Una serie de preguntas que nunca nos hará nuestro hijo biológico.

¿Por qué yo soy marrón y vosotros no?
¿Por qué me dicen en el cole que no sois mis verdaderos padres?
¿Yo nací de tu barriga?
¿Por qué me abandonaron, no me querían?
¿Voy a quedarme con vosotros para siempre?
¿Tengo más hermanos ?
Etc, Etc

Los padres adoptivos hacemos muchas charlas en la agencia que nos tramita el expediente y tratamos el tema del encuentro, de la búsqueda de orígenes del hijo adoptado, del momento de la revelación, etc. Nos preparan para todas esas situaciones que nos vamos a encontrar y las posibles preguntas que el niño nos hará. Eso no quiere decir que en el momento que nos toque sepamos actuar, por que cada niño es un mundo y la adopción no son matemáticas.

He visto muchos videos de adopciones y los encuentros con los hijos son de lo más variado, hay lágrimas, caras de extrañeza, sonrisas, abrazos, temblores de emoción. Para ellos no es fácil tampoco.

Esa situación no existe con un hijo biológico.

En ningún momento nos hemos pensado que la experiencia será la misma que con nuestro hijo biológico. No somos tan ingenuos. Y sí, ya sabemos que no es lo mismo.

Así que,  nadie nos descubre el mundo!

¿Saben que no es lo mismo los que nos hacen esa pregunta?, ¿Qué creen que se nos pasa por la cabeza cuando la hacen?
Puede que sólo busquen el asegurarse que estamos enterados de que la adopción no es tener un hijo biológico. No lo sé!

En fín... que para explicar todo esto cuando te hacen la pregunta, necesitaríamos ir a una cafetería y tomarnos un café mientras conversamos, por que la preguntita tiene chicha.

sábado, 12 de marzo de 2011

Lalibela y su Iglesias talladas en la roca

Al crear  la cabecera de mi Blog busqué una imagen de Etiopía, y me apareció ésta imagen de Lalibela. La coloqué porque me gustó mucho, pero en ese momento no sabía que la foto es de una de las más titánicas obras que los Etíopes realizaron vaciando la roca madre a golpe de martillo y cincel.


Iglesia de Bet Giyorgis (San Jorge)


Las iglesias  talladas  en la  roca  de  Lalibela,  declaradas  Patrimonio de   la Humanidad por  la Unesco  en  1978, son  un  conjunto  de  iglesias  rupestres excavadas en la roca  basáltica rojiza de  las  colinas de  la ciudad  monástica de Lalibela, en Etiopía.





Historia:
El antiguo imperio etíope del norte llego a un final súbito cuando una brava guerrera llamada la Reina Judith, llevo a sus tribus desde las montañas de Semien y destruyo la capital, Aksum.
Tras un vació de poder de casi un siglo, la dinastía Zagwe llegó al poder en el siglo XI. Estos entregados reyes cristianos se tomaron muy en serio el reavivar y restaurar las distintas iglesias que había destruido Judith.
La destrucción de las iglesias por la Reina Judith pudo haber alertado a los constructores para esconder estas iglesias de futuras miradas entrometedoras, y de las manos de saqueadores hostiles.
Por lo tanto, cuando uno se acerca a estas iglesias desde la carretera inferior, aparecen prácticamente invisibles frente al horizonte dominado por el pico de 4,200 metros del monte Abuna Yosef. Aún de cerca, aparecen completamente desapercibidas, y probablemente sea esta calidad de camuflaje camaleónico que las haya preservado hasta la actualidad.


Aunque la fecha de construcción de las iglesias no ha sido establecida con exactitud, se piensa que la mayor parte fue construida durante el reinado de Gebra Maskal Lalibela, hacia 1200. Bet Mariam es posiblemente la más antigua.

El conjunto monumental constituye el principal exponente de los escasos restos de la Dinastía Zagüe, de la que Lalibela era su capital.

Cuatro de las iglesias son exentas; las demás están unidas a la roca madre, bien por alguna pared o bien por el techo.


Las iglesias de Lalibela se distribuyen en dos grupos principales, separados por el canal de Yordanos, que representa el río Jordán, pero comunicadas entre sí por túneles, pasadizos y trincheras.
El lugar fue concebido para que su topografía correspondiera a una representación simbólica de Tierra Santa.
Una cruz monolítica marca el punto de partida del recorrido efectuado por los peregrinos.



Existen tres tipos diferentes de iglesias:

Iglesias construidas en cuevas - Estructuras sencillas construidas dentro de una cueva natural. Makina Medhane Alem y Yemrehanna Kristos cerca de Lalibela son buenos ejemplos.

Iglesias excavadas en la roca - excavadas en una pared de roca y a veces usando para ensancharse una cueva existente. Aba Libanos, Bet Meskel, y Bet Denagil en Lalibela pertenecen a este grupo.

Iglesias monolíticas - oradadas en la roca en una sola pieza y separada de ésta por trincheras por todos sus lados excepto por la base. Bet Medhane Alem, Bet Mariam, Bet Emmanuel y la de Bet Giyorgis en forma de cruz son las obras maestras de Lalibela en este grupo.

Las 11 iglesias de Lalibela:

Al norte se encuentran las iglesias de;
1-Bet Medhani Alem (Casa del Salvador del Mundo)
2-Bet Maryam (Casa de María)
3-Bet Meskel (Casa de la Cruz)
4-Bet Ghel (Casa de las Vírgenes Mártires)
5-Bet Golgotha (Casa del Gólgota)
6-Bet Mika'el (Casa de San Miguel)

Al sudeste;
7-Bet Amanuel (Casa de Emmanuel)
8-Bet Merkorios
9-Bet Abba Libanos
10-Bet Gabriel Rufael (Casa de Gabriel y Rafael) 

Separada de las demás, al oeste, se encuentra;
11-Bet Giyorgis (Casa de San Jorge), la mejor conservada.



Bet Medhani Alem, la más alta y extensa del grupo, es una reproducción de la catedral de Santa María de Sión de Aksum, destruida en 1535 por los invasores musulmanes. Desprovista de pinturas, está dividida en cinco grandes naves. Alberga la Cruz de Lalibela, y posiblemente es la mayor iglesia monolítica del mundo.


Miles de etíopes que cada 19 de Enero, cuando se celebra la Epifanía etíope, acuden a esta pequeña localidad para participar de la festividad más importante de su religión. Una festividad protagonizada por sacerdotes y monjes vestidos con coloristas túnicas que concluye con un gran bautismo colectivo.

Del Blog MAMA ETHIOPIA, he insertado este video en 3D, hecho por el World Monuments Fund.


3D Laser Scanning of the Churches of Lalibela, Ethiopia from World Monuments Fund on Vimeo.

miércoles, 2 de marzo de 2011

GALLETAS DE BARRO

Cada dia me siento más afortunada por haber nacido donde he nacido y poder tener a mi alcance tantas cosas.


Recostado contra una pared del barrio de Cité Soleil, en Puerto Príncipe, abre la boca y se anima. Acaba de probar el primer bocado de una galleta de barro.
Uno de los alimentos fundamentales de los niños haitianos, ahora que la comida subió el 76 por ciento después del terremoto y las judías, el arroz y los cereales no están al alcance de mucha gente.
De los que quedaron vivos después de que el sismo de enero mató a 200 mil o a 300 mil, según la agencia que informe. No importa. Cien mil más o menos no hace a la diferencia cuando ya la mayoría había sido relegada a los containers globales de los desperdicios.

Compró la galleta, hecha esencialmente de lodo, en el mercado de La Saline. Le queda el sabor en la boca durante horas y cada vez que saque la lengua mostrará tierra que quedó ahí, sin atinar al camino de la garganta. Las "picas", como les dicen en la calle, también se han vuelto caras. Y además hacen mal a la panza, producen dolores, fiebres –el fango trae toxinas y parásitos- y por supuesto son una condena a la desnutrición.


El gran velo global ya se corrió en Haití. Dejó de ser noticia. A veces el dolor puede mostrarse por unos días pero cuando el hambre y la desgracia se extienden en el tiempo y tantos se enteran de que antes del desastre nada era muy distinto, se desnudan las responsabilidades. Y a los poderosos del mundo nos les conviene que se anden mostrando sus culpas tan groseramente.




La comunidad internacional mediática ya no se entera ni se interesa en que los niños haitianos comen galletas de barro de la misma manera y con el mismo gusto a herrumbre en la boca que el día anterior al terremoto. Donde jamás nadie sabrá dónde fueron a parar el millón de dólares que tan hollywoodentemente aportaron Brad Pitt y Angelina Jolie. O los 15 mil del Presidente norteamericano, que donó su sueldo. Pero sí se puede imaginar que las fuerzas militares estadounidenses y de las Naciones Unidas, que tan generosamente invadieron el país en medio de un estado que se derrumbó con los edificios, se quedarán como para siempre. En una intervención más que nadie anunció ni admitirá.

Creadoras, las invasiones e intervenciones sucesivas del primer país que independizó a los esclavos negros, de las galletas de barro de hoy y de toda la historia.

En una cárcel abandonada un grupo de chicas de 17, 18, 19 años, preparan las pastas. A las cuatro y media de la mañana se juntan y mezclan los ingredientes en grandes barriles. Barro, sal y manteca de verdura de baja calidad. Parece que construyeran ladrillos y no galletas. Así, como ladrillos, caen las galletas de barro en las panzas y en el futuro tan corto de los pobres en Haití. Las dejan secar en la terraza en filas interminables. Y después las llevan al mercado.


Sacan el material de la tierra que se acumula en las afueras de la ciudad, cerca de los basureros. La masa que consumirán quienes además pagarán por ella, es veneno puro. Los niños no crecen y no piensan. Les mata los músculos y las neuronas.


Se venden en La Saline por nueve céntimos de euro. Son, para muchos, las tres comidas diarias. Es que una taza de arroz cuesta 20 céntimos de euro. Ni en sueños se puede llegar.

Muchas de las galletas se rompen en el traslado o el manoseo. Entonces los más desgraciados, los más pobres de toda pobreza, compran de a pedacitos.


Se mueren como hormigas bajo el agua hirviente. Sus padres huyen a otras tierras donde se coma algo más que barro. Y los dejan a su suerte. Se los llevan los tratantes, con la excusa de la adopción. Se mueren de sida, de parásitos, de toxinas, de virus, de hambre y de sed.

Es el genocidio silencioso de los niños de Haití. Ya sin cámaras que muestren al mundo las cordilleras de escombros ni los ojos amarillentos del niño morenito que traga las últimas migajas de su galleta de barro.


Es cierto que no tenemos la certeza de que nuestras ayudas lleguen a buenas manos... pero el dinero que se puede gastar la gente en tratamientos anticeluliticos tampoco, y ni les asegura resultados y se seguirán gastando mucho dinero en hacer invisible los efectos de todo lo que no paran de meterse por el buche; pasteles, bombones, 2º plato y postre,etc.
 



Apadrinar, hacerse socio de alguna ong, donativos puntuales...
Hay muchas formas de echar una mano, tantas o más como las posibles excusas que se le pueden ocurrir a muchas personas al leer esto.


¿PUEDES IMAGINAR EL SABOR DE UNA GALLETA DE BARRO?,
yo no lo quiero ni imaginar.


Me gustaría despertar tu conciencia y que decidieras hacer algo, visita en mi Blog el apartado "Si quieres ayudar...". Hay muchísimas formas. Yo me hice socia a médicos sin fronteras cuando redacté la entrada : Como el agujero de un donut


Fuentes de datos:
Tribunal Internacional sobre la infancia - Diario El Mundo, España
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA