miércoles, 30 de marzo de 2011

MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

Etiopía es una de las mayores historias de éxito en descenso en Mutilación Genital Femenina. Durante los últimos años más del 60% de las jóvenes etíopes han evitado la MGF.

A la ablación de la conoce con distintos nombres:

Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.

Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

El cuchillo o la cuchila de afeitar son las armas con las que se siguen practicando ablaciones en África. Una práctica que también se realiza con bisturí y de modo clandestino en hospitales.

Existen varios tipos de ablación:

1-Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).

2-Una forma más agresiva sería la escisión o mutilación del prepucio total o parcial, del clítoris y los labios menores, conservando los labios mayores.

3-La infibulación es la forma más agresiva y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también es llamada circuncisión faraónica.

En Senegal, a pesar de haber sido recientemente condenada por el presidente Abdou Diouf y su ministra de la Mujer, Aminata Mbengue Ndiaye, esta práctica sigue afectando al 20% de la población femenina, es decir a un millón de mujeres con edades comprendidas entre un mes y 16 años.
Y eso que las cifras de este país están por debajo de otros, como Sudán (98%), Somalia (98%) o Etiopía (85%).
Unicef estima que más de 120 millones de mujeres de 28 países han sido mutiladas genitalmente.

Cada año, 3 millones de niñas, entre 4 y 14 años, son sometidas a la ablación o mutilación genital femenina por parte de sus familias en 28 países del África Subsahariana y Oriente Medio, aunque existen otros, como Eritrea y Malí, donde la mitad de las intervenciones se realizan a recién nacidas, convirtiéndose en una de las principales causas de mortalidad por delante incluso del cáncer.
No sólo sufren dolor intenso y hemorragias durante el acto, (incluso shock y muerte), sino que posteriormente pueden tener infecciones, enfermedad inflamatoria pelviana, incontinencia, VIH, disfunciones menstruales, infertilidad, relaciones dolorosas, frigidez y secuelas psicológicas. Además aumenta la probabilidad de partos problemáticos, incluida la muerte materna y del bebé.

Desde Malí Virginie Monkouro lleva 25 años luchando contra la ablación en su país desde el Centro Djoliba. La ONG Save the Children, que trabaja de la mano con este centro en Malí, ha conseguido acabar con esta práctica en 40 pueblos de este país en el que el 85% de las mujeres han sido víctimas de la ablación.

En Etiopía y en muchos otros países de África existe la creencia de que la MGF es una práctica que convierte a las hijas en más aptas para el matrimonio y con menor inclinación a expresar sus opiniones sin reservas. Se trata así de una norma social que, si se pretende eliminar, debe contar primero con el convencimiento de toda la comunidad.

Son muchas las personas, fundaciones y ong's que se esfuerzan para terminar con ésta práctica terrible a las niñas, con el diálogo y reuniones en las comunidades.
Como UNICEF, que está colaborando en un programa cuyo objetivo es erradicar la MGF con el apoyo y la participación de toda la comunidad.


El programa se desarrolla en tres zonas de Etiopía donde la prevalencia de la mutilación genital femenina es mayor.


El representante de UNICEF en Etiopía, Ted Chaiba sostiene que en los últimos debates, los líderes de opinión, los líderes religiosos, los jefes, las personas mayores y las propias mujeres, incluso las que trabajaban en tal fin, han aceptado dejar de lado la práctica de la mutilación genital femenina.


En Gambia, 60 mujeres practicantes han enterrado el cuchillo hace meses. Mama Samateh, gran luchadora contra la ablación en Catalunya. Gambiana de 52 años, trabaja como mediadora cultural y vive en Premià de Mar, cerca de Barcelona.Desde el año 1998 está al frente de la Asociación de Mujeres Antimutilación. Ya ha podido salvar a unas 30 niñas en territorio español a base de derribar creencias.


Bogaletch Gebre (izquierda) es una conocida activista de los Derechos Humanos y presidenta del Kembatta Women´s Self Help Center (KMG), una organización fundada en 1997 que defiende los derechos de las mujeres y lucha contra las prácticas de mutilación genital femenina, de las que ella fue víctima.
Gebre fue la primera mujer que entró en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Addis Abeba.


Liya Kebede (izquierda), fundó la Fundación Liya Kebede cuya misión está centrada en la salud materna y del recién nacido y en reducir la mortalidad infantil en su país y en el mundo. Ha viajado a Etiopía para apoyar proyectos basados en la educación comunitaria, capacitación y programas médicos.
Liya protagonizó "Flor del Desierto", basada en la biografía de la top model internacional Waris Dirie (derecha).

(A la derecha del Blog puedes ver un pequeño video de "Flor del desierto")

En España, en zonas con un gran número de inmigrantes de origen subsahariano, la mayoría procedentes de Gambia, Senegal, Mauritania y Mali, la ablación persiste.
Muchas niñas son mutiladas en verano, cuando viajan a los países de origen de sus familias. Incluso algunas son intervenidas en España de manera clandestina. Desde 2005, la ablación es delito en España aunque se practique fuera de sus fronteras.

El Instituto Dexeus ofrece un programa gratuito para reconstruir el clítoris a mujeres que han sido víctimas de la ablación.
En Cataluña, la Generalitat también anunció que financiará esta operación a las mujeres que lo soliciten.

El Dr. Pere Barri Soldevila, del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, es el único ginecólogo en España formado en esta técnica.
Se formó en París en cirugía ginecológica, en un programa de reconstrucción quirúrgica en el Hospital Bichat Claude Bernard de París, en el que pudo participar en unas 80 intervenciones. El hospital parisino, ubicado en un área marginal de la periferia con un porcentaje muy elevado de inmigrantes del África subsahariana, tiene uno de los servicios de Francia con mayor volumen de cirugía ginecológica.
Entre un 60 y un 70% de las mujeres que atienden son subsaharianas. Cada semana operan uno o dos casos de ablación, en mujeres entre 25 y 40 años.

Para reconstruir el clítoris adaptó una técnica de alargamiento de pene. El clítoris mide 10 centímetros, sólo una pequeña parte es externa. Está anclado a la base del pubis mediante un ligamento. Seccionando el ligamento, se consigue que vuelva a emerger. "Luego queda anclarlo a la base del pubis, darle volumen y darle forma", explica Barri Soldevila. "Los resultados son muy buenos. A los chicos les pasa inadvertido que una chica ha sido operada".
En el 90% de los casos se consigue una restitución anatómica. En el 75%, una restitución funcional, es decir, la mujer recupera la capacidad de tener orgasmos.

5 comentarios:

  1. Gracias por esta entrada. Ya he aprendido un poco más sobre este tema que me interesa y me preocupa. Es un horror que se sigan realizando estas prácticas en el mundo. Espero que la información y la formación logre algún día su abolición.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Realmente es horrible y muy triste. Son temas de los que se oyen poco, así que hay que difundirlos para su conocimiento, para que seamos conscientes de tan cruda realidad y solidarizarnos con la causa.

    Gracias,
    María J.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo18/4/13 0:23

    Decís que:
    "si se pretende eliminar, debe contar primero con el convencimiento de toda la comunidad."

    me parece muy equivocado, así llevamos 50 años.

    En caso de abusos un padre a hija, violaciones, palizas a mujeres... hay que actuar para proteger immediatamente las victimas? o esperamos a persuadir a los torturadores?

    que os paraliza??? pq no se hace cumplir la ley que protege a las mujeres pequeñas?... como solo se trata de "negritas".. si arrancasen los genitales a unas niñas blancas igual de inocentes diriais lo mismo?

    ¿o es que habría que castigar a mujeres? si fueran hombres quines arrancan los genitales con cristales a las niñas se tendria la misma "comprension"??

    un poco de seriedad. Será visible cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIASs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo...
      lo primero es que la coletilla de " será visible cuando Samaiaui lo haya aprobado " sale automática. Aprobar lo que me envían es solo para evitar spam.
      aunque tu tono parece de reproche y no se muy bien a que... Samaiaui publica TODAS las opiniones.
      cada poblado tiene sus costumbres y por muy bárbaras que sean e ilegales...las van a seguir haciendo a escondidas si hace falta si desde dentro de sus comunidades no cambian el chip.
      Ya sean blanquitas o negritas las niñas...nadie debería sufrir ninguna tortura ni abuso.
      Ojalá se terminase hoy mismo!!!!

      Saludos anónimo.

      Eliminar
  4. Espero que Pere Barri sólo se dedique a reconsrtuir clitoris, a lo mejor por eso como Ginecólogo es un ser frio, distante y tan malo que al menos conmigo cometió varias negligencias. No me he olvidado de Usted Doctor y por mas que vaya de buen Samaritano por ahí lo que Usted me hizo a mi tarde o temprano lo va a pagar.

    ResponderEliminar

BIEN !!! HAS ENVIADO UN COMENTARIO !
Lo podrás ver cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA