viernes, 25 de noviembre de 2011

ADOPTAR NO ES UNA PALABRA PARA MASCOTAS

Hoy leyendo el Blog de "La Voz de los adoptados", me ha gustado mucho un post que ha escrito M.B.B. , adoptada y futura madre adoptiva, en el que expone su indignación con el tema de que mucha gente hoy día utiliza la palabra ADOPTAR cuando habla de una mascota.
ADOPTAR para mi también sólo significa una cosa, legalmente y a todos los efectos y sólo se adoptan personas, no mascotas.

Y que la palabra sea cada vez más mediaticamente utilizada no quita de que le chirrien en los oidos a las familias que adoptamos un hijo/a o a los propios adoptados.

Este es el texto que ha escrito M.B.B, y que yo también comparto:

"La última sobre la que me he parado a pensar es sobre la mal llamada "adopción de animales" (perros, gatos, conejos, ballenas... Cualquier cosa, he visto hasta muñecas a las que les puedes cambiar el nombre las veces que te de la gana porque son adoptadas)

Pienso que cada día nos estamos volviendo más atolondrados otorgando mucha importancia a cosas que no la tienen y sin embargo, se la restamos a las que, bajo mi punto de vista, sí la tienen.

¿Cómo hemos podido llegar a explicar una situación diciendo que "quería tener un perro,así que me fui a una perrera en vez de comprármelo porque sino allí los matan, me enseñaron varios, me gustó un pastor alemán y lo adopté"?

Estoy muy de acuerdo en no comprar perros de raza si no te ganas la vida como criador compitiendo en exhibiciones y acudir a un lugar donde son gratuitos y además salvarías o cambiarías la calidad de vida de uno de ellos.

¿Pero qué narices tiene que ver esto con la adopción?
¿Acaso la adopción es algo tan automático?
¿Acaso lo haces por ayudar a los niños del tercer mundo que están fatal y por eso no tienes uno biológico?

Padres e hijos adoptivos y señores que no tienen que ver con la adopción: Los animales no se adoptan.

Si ahora se llama así es porque en la sociedad la adopción guarda de forma subyacente un mensaje salvador y solidario que se ha trasladado y validado en la forma de adquirir mascotas.

Si no cortamos este vocabulario nunca lograremos que dejen de ver a las familias adoptivas como "Misioneras de la obra del Buen Pastor" y esto principalmente no es bueno para los hijos (que somos los protagonistas del hecho adoptivo y los que tenemos derecho a tener una familia, si es necesario para nuestro correcto desarrollo)

Con esto de ser tan naturales, tan comprometidos, estamos perdiendo de vista cómo un niño adoptado interpreta la explicación de la adopción de un perrito o gatito, es más, fantaseará en silencio durante semanas pensando en esta idea y comparando sus vicisitudes con las del animal.

Igual que los padres y los hijos corregimos comentarios incorrectos de terceras personas del tipo "¿Dónde está tu/su madre verdadera?" Se debe corregir igualmente a alguien que nos diga "Mi gato es adoptado"

Por suerte, cuando yo era pequeña no se estilaba "adoptar" perros, si no, me habría sentido fatal pensando en la mala suerte que habría corrido yo de no haber sido afortunada por haberme adoptado alguien."

Y con eso no tengo más que añadir. Sólo que no me gustaría tener que estar dándole explicaciones a mi hijo/a cuando escuche a alguien en la calle diciendo. "Has visto que mono mi perrito...lo he adoptado"

Si la gente se parase un poquito, solo un poquito a pensar el significado de lo que dice, muchas otras personas no se sentirían mal por su culpa.

La polémica está servida...

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con el articulo, yo adoro a los perros me encantan incluso siento que son uno mas en la familia pero nunca me ha gustado la palabra adoptar a uno, y ahora que estamos adoptando menos..creo que nuestro idioma es riquisimo como para atribuir aspectos de filiación a un animal, seria mejor decir que vas a cuidar a ese animal, que te haces responsable de ese animal, pero adoptar???

    Se que la gente no lo hace de mala fe, pero la adopción es algo tan importante como para desvirtuar la palabra y su significado.

    Que va ha pensar un niño que fue adoptado en su dia cuando escuche...que si un perro abandonado, un perro regalado, un perro comprado, un perro adoptado!!! Y es que a los perros en perreras se les sacrifi

    Bueno como veis es un tema que me enciende, espero que se deje de hacer daño tan gratuitamente y se usen los terminos apropiados en cada momento!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, que todo en esta vida sea "adoptable" lleva a la confusión, puede confundir a nuestros hijos, estos afortunadamente nos tienen a nosotros para responder a sus preguntas. También confunde a la familia extensa, por lo general discretos y si no como la confianza da asco se les puede explicar lo que ocurre.
    Los más confundidos son los extraños que se meten en la vida de los demás, a mi una señora me dijo "ya le digo yo a mi amiga A mejor adoptar un niño de esos que adoptar un perro".

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que no estoy deacuerdo, pero me interesa mucho la opinión de alguien que además de adoptado es adoptante, aunque en este caso, sigo sin compartir el enfoque. Será que para mí la adopción nunca ha sido cosa de altruismo. Para mí no hay cosa más egoísta que mi deseo de maternidad. Incorporar a mi familia a un animalito que te quiere incondicionalmente, que depende de tí para comer y hacer sus necesidades, que daría su vida por tí sin pensarlo, tampoco es nada altruista. A pesar de que haya que lidiar con problemas de adaptación y de convivencia. Esta última afirmación con los animales, por favor, que no ofenda a nadie, que aunque se use la misma palabra, nunca equipararé la adopción de un hijo a la de una mascota. Son cosas muy diferentes, aunque para mí tienen similitudes que hacen que no sea extraño que se haga servir el mismo término. Yo creo que es sólo eso, una palabra, que puede tener diversas acepciones, como gato por ejemplo
    Hay algo que creo que subyace en todo esto y que es lo que me parece más peligroso: el miedo a la adopción. Creo que es algo determinante e importante en la vida de nuestros hijos, pero no es lo único ni creo que sea lo más importante. Y me da la sensación de que pecamos mucha veces por exhacerbar su importancia (que tiene mucha, por supuesto) y por eso estamos hipersensibles a cualquier cosa que se refiera a ello.
    Seguiré reflexionando y escuchando diversos puntos de vista, y si cambio de opinión, te lo digo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Debate servido!! Estoy conforme con lo que dices pero no creo que la gente diga el término adoptar un perro con el mismo sentido. Tengo animales, y los adoro. Jamás he utilizado el término adopción para ninguno, pero no me ofendería que alguien la utilizase. Mis hijos serán adoptados y escucharan muchas veces esa palabra y espero que la tengan muy presente en su vocabulario, que no vean como un insulto el que otro niño les diga que son adoptados.
    Opino que hace daño el sentido con el que digas las cosas, no las palabras que utilices.
    Espero que eso aprendan mis hijos.
    Me gustan estos debates!!
    Musutxus

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo en que los adoptantes tenemos la sensibilidad a flor de piel, y en cuanto escuchamos según que palabras, nos saltan todas las alarmas.
    No tengo ninguna duda de que nuestros peques sabrán diferenciar muy bien los tipos de "adopciones", y que podrán entender muy bien por qué se dice también adoptar cuando se habla de mascotas, porque de que así sea se encargarán sus padres.

    En un Blog, una peque le decía a su madre, "Adoptar es querer", y claro que también estoy de acuerdo con eso.

    Como nos dijeron en la icif, la condición de adoptado es algo que se lleva encima siempre, ya sea por que se habla a menudo o por que en algún momento el tema recurentemente en la vida de nuestros hijos saldrá; en la vida de pareja, en el médico cuando le pregunten antecedentes, en fin en muchas ocasiones.

    Aquí no se trata de que a nadie le de miedo la adopción, no creo eso.

    Para mí sigue siendo una manía que tengo desde que empezamos nuestra adopción, simplemente con que la gente utilice las palabras para cada fin.

    Ya veis, que son manías de embarazo quizás!!!

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo y no.. Adoptamos posturas, palabras, pensamientos, rutinas... Adoptar es un concepto pero sobre una palabra. Yo estoy a la espera de que me 'preasignen' a mi hij@ adoptivo, ¿Y no es preasignar una palabra horrible? En la vida se 'asignan' nº de DNI, cuentas bancarias, números de tel... Hay tantos términos equivocados en la vida, y más en la adopción... Tengo una perra recogida, no utilizo el término adoptada, es mi perra y la quiero por lo que es, me da igual de dónde venga, me da igual el término que se utilice. La llamo por su nombre y por mil términos cariñosos. Y haré lo mismo con mi hijo. Desafortunadamente enfretarse a la pluralidad del término 'adopción' será el menor de sus males. Y desde luego estaría a favor de cambiar un montón de palabras dentro de la adopción. Y de verdad que te entiendo.
    Candela

    ResponderEliminar

BIEN !!! HAS ENVIADO UN COMENTARIO !
Lo podrás ver cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA