sábado, 5 de noviembre de 2011

COMO LE VAIS A LLAMAR ?


La pregunta que en alguna ocasión nos han hecho y nos hemos planteado también nosotros alguna vez, a cómo le íbamos a llamar, si le dejaríamos su nombre o se lo cambiaríamos, para nosotros ha estado siempre muy clara.

Nuestr@ hij@ ya tendrá 5 años o más cuando entre a formar parte de nuestra familia, con lo que ya tiene un nombre.
Las personas que ya no lo podían cuidar se lo pusieron y forma parte de su historia, que de ninguna manera nosotros vamos a borrar.

Creo que es muy diferente a si adoptas un bebé, ya que éste es demasiado pequeño para identificarse con un nombre.
En todo caso, estaríamos de acuerdo en "modificar" o "añadir un segundo nombre", al que ya tiene.

He encontrado un artículo escrito por una Psicoanalista y Psicóloga, Mercedes Monjo, que habla sobre ello. Casualmente la directora de nuestra ecai se llama igual, no tengo la certeza de si lo ha escrito ella, pero está muy bien...

Más allá de las excepciones que pudiera haber y del estudio siempre caso por caso, solamente en niños recién nacidos o bebés de muy pocos meses, que aún no se han identificado con su nombre, podría aceptarse un cambio.

El nombre del niño adoptado es el único equipaje, en el sentido simbólico del término, que lleva consigo cuando llega a un nuevo hogar. Es algo que lo arropa y lo viste como una segunda piel. Es el nexo de unión entre el antes y el ahora, lo que le da continuidad. (...)

Hay que respetar su historia previa para que pueda hacer “el pase” de un lugar a otro. ¿Cómo va a hacer ese pase si a medio camino le quitamos el nombre que lo identifica? ¿Quién es este niño al que se ha ido a buscar si no se le deja ser él mismo y se le pide que sea otro niño, un niño nuevo, sustituto quizás del hijo idealizado de unos padres que no lo han podido tener biológicamente?

(...) Cuanto más se respete su identidad (...), más fuertes y duraderos serán los vínculos paterno-filiales. (...)

Hay también otros motivos por los que los padres adoptivos cambian el nombre de sus hijos:

vienen de un país lejano y el nombre es de difícil pronunciación o bien tiene una connotación negativa en nuestra lengua.
Pero en este caso podría hacerse, en complicidad con el niño, una modificación del nombre (un diminutivo, acortarlo cuando se le llama familiarmente, etc.) o añadir un nuevo nombre al que ya tiene, como si se tratara de un nombre compuesto: el niño conserva el nombre propio de origen porque le pertenece, y sus padres actuales lo significan con un nuevo nombre, que añaden al anterior, al igual que le dan el apellido.

Modificar o añadir un nuevo nombre no es lo mismo que cambiar.

Modificar o añadir implica respetar y aceptar al niño con sus orígenes y su historia y darle al mismo tiempo una abertura hacia un presente y futuro nuevos. Y también dar una oportunidad a que el propio niño o niña escoja cómo quiere que se le llame. (...)

El cambio de nombre de los niños tiene que ver con la inseguridad y los miedos de sus padres adoptivos. Es un intento de “borrar”, olvidar, no saber de sus orígenes. Es no reconocer el hecho diferencial de su nacimiento. Es no querer que nada recuerde a “aquellos” que le pusieron el nombre. Pero esta posición no beneficia a los niños, al revés, puede ser un elemento más de la dificultad en la integración a su nueva familia.



16 comentarios:

  1. Una primicia más!!!!!
    No hemos tenido la última charla en Balbalika,no!
    Nos han citado para una reunión con la directora, Mercedes Monjo. Nos quiere conocer y darnos más detalles de las posiciones de la lista de espera para asignación y más cosillas que ya os contaré la semana que viene.

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con lo que dice Mercedes Monjo sobre los nombres. A nuestra niña, que vino con 5 años, le regalamos otro nombre añadido al suyo, pero curiosamente para nosotros se llama con su nombre etíope, jamás usamos el otro y en el cole , ella misma, ha decido que la llamen con el que le regalamos porque los niños lo recuerdan mejor.
    Por cierto, ese artículo debió ser escrito por la directora de la ECAI, me encanta lo que dice.
    Ya nos contarás más primicias!!!

    ResponderEliminar
  3. A nosotros tambien nos ha citado feyda el lunes para ver como va nuestro expediente y como preven que va a ir todo.
    Respecto al nombre nosotros siempre hemos querido respetar el nombre que traiga porque sera de lo poquito que traiga consigo nuestr@ hiij@ pero con matices , es decir , si es pequeñit@ y no es muy pronunciable le añadiremos uno español primero y siempre de segundo quedara el Etíope. Con nuestra hija adoptada en China ella tenia 7 meses cuando fuimos a por ella , su nombre era muy dificil de pronunciar pero aun asi lo guardamos como segundo nombre por respeto a sus origenes con lo cual se llama
    Sofia Xianhua .Ya veremos esta vez dependiendo de la edad del niñ@ y la dificultad en pronunciar decidiremos.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que el nombre es lo primero que tus padres te regalan en la vida, te dan la vida y te regalan una identidad. Mi hija vino de etiopía con 6 años y, al igual que sus padres etíopes le regalaron un nombre, yo, cuando entró a formar parte de nuestra familia y de nuestra cultura le regalé otro. Así que ella tiene dos nombres su nombre que la identifica como etíope y su nombre que la identifica como española. Conozco a muchas familias que no les han cambiado el nombre y me parece igual de lícito, lo que no me parece bien es borrar del todo su identidad anterior, aunque sea un bebé. En mi caso su nombre etíope es impronunciable en castellano (se lo hemos tenido que españolizar), empezamos llmándola por ambos nombres, pero ella prefiere el español y es el que usamos. Ahora que estoy con mi segunda adopción (esta vez en china) haré lo mismo.
    ¡Mucha suerte, ya mismito le poneis cara!

    ResponderEliminar
  5. Nosotros siempre pensamos en dejarle el nombre etiope y añadirle uno español. Cuando vimos su foto nos enamoramos perdidamente de "toda" ella, incluído su nombre, Míheret.
    Una vez aquí dudamos hasta el final si añadirle otro nombre, y al final le pusimos María de segundo, por si acaso en el futuro lo quería usar.
    A mí me parece muy bonito llamarles por su nombre etiope, pero también conozco algún caso de niño mayorcito que no le gusta que le llamen por el nombre etiope. Supongo que cada caso es único.
    Solo la llamamos por su nombre etiope, aunque lo usamos muy castellanizado. El segundo nunca lo usamos, ella misma no tiene claro que se llama María, y mucha gente allegada ni siquiera lo sabe.

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy interesante el tema. No sé porqué yo hasta el momento estaba pensando en un nombre nuevo pero está claro que depende de la edad del enan@. En mi caso probablemente opte por conservar el que tenga, ya que forma parte de su identidad, y añada uno nuevo. Como lo llamaremos dependerá un poco de lo pronunciable que sea ese nombre pero yo pienso que siempre hay maneras de adaptar los nombres al idioma y así de esta manera tendrá un nombre único.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. En nuestro caso hemos decidido mantenérselo. Se identifica claramente con su nombre y, aunque no se lo pusieron sus padres, sinó en la casa cuna, forma parte de su historia.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Nosostros siempre hemos pensado así. Me encanta el artículo!!! Gracias por compartirlo, guapa!!! Y mucha suerte en la cita con la ECAI!!! Un besazooo!!!

    Cris, suerte también a ti con FEyda!!!

    Ya nos contaréis!!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todas por vuestros comentarios, os agradezco que compartáis vuestra experiencia con este tema.
    Hoy hemos hablado más de los nombres, debido a mi entrada del Blog, y estamos seguros que un segundo nombre para que el peque pueda elegir estará bien.
    O se lo castellanizamos-españolizamos, como dicen Merce o Reyes, que igual queda chulo y todo. Único seguro!

    Gracias a todas, ya os contaré la entrevista con Mercedes...
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Completamente de acuerdo con el artículo de Mercedes Monje, nosotros pensamos igual que la mayoría de vosotros o dejarle el suyo o bien compuesto, ya veremos cuando llegue el momento decidiremos...

    Sama, me has dejado temblando con la primicia!!! necesito saber másssss!!!

    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  11. En nuestro caso el peque será de nacional, y seguro que viene con nombre "español" a no ser que se llame Rufino o Angustias se lo dejaremos..jejjeje...es parte de su historia....

    Un besote, Ester

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo con el artículo, excepto en lo que dice que cambiarle el nombre al peque es por miedo de los padres adoptivos, pues ahora que llevamos casi cinco años de proceso puedo o creo que puedo opinar sobre algunos temas que tenemos tan masticado como es el de los nombre. Y ha sido en este tema en el que he cambiado de opinion desde nuestros comienzos, cuando decíamos que respetaríamos sus nombres. Ahora la cosa varía y si son pequeños les daremos el nombre que signifique algo para nosotros, aunque le dejemos de segundo el que tenga, y si son mas mayores les regalaremos el segundo para que puedan elegir el que quieran que les digan sin perder el otro, que sea el que sea si el de origen o el segundo forman y formaran parte de su historia. Y creo que no es por miedo ni inseguridades cambiarles el nombre, ni mucho menos podríamos borrar ni su pasado, ni su historia, ni su origen, que tenemos claro respetar, contar y hacer todo lo que haga falta para que nuestros pequeños crezcan sabiendo quienes son y de donde vienen,sino que con los años siento que es un maravilloso regalo, con un significado emocional muy fuerte, cosa en la que antes no creía.

    Hija Sami, es que este tema da para muuuuucho, je, je, je,....
    Un besote,
    María J.

    ResponderEliminar
  13. Te doy toda la razón María J., este tema da para mucho y finalmente son los padres que habrán meditado mucho sobre el tema, los que finalmente decidirán, psicólogos aparte.
    Vuestra decisión me parece muy adecuada y es lo mismo que hemos pensado nosotros.
    un beso para ti también

    ResponderEliminar
  14. Gracias por compartir este aritculo, esta muy bien la verdad¡
    Nosotros lo haremos segun la edad con la que venga, pero su nombre creemos qe si se lo dejaremos, lo que haremos sera añadirle otro nombre.

    ResponderEliminar
  15. Felicidades por la cita que tendrás el Lunes con la ECAI, espero que sea todo buenas noticias!! y me ha encantado la entrada, nosotros también le queremos dejar su nombre de origen.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  16. Me ha alegrado muchísimo ver tanta participación el los comentarios. GRACIAS A TODOS!!!!

    AH! nos tendremos que esperar todos para las primicias porque la Directora de BBK estaba enferma y se ha aplazado la entrevista para el miércoles que viene.
    Puff!, que es una semana para nosotros, que estamos ya curtidos en esperar meses!!!!?

    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar

BIEN !!! HAS ENVIADO UN COMENTARIO !
Lo podrás ver cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA