viernes, 13 de enero de 2012

TOMAMOS UN CAFÉ...ETIOPE?

En Etiopía es una auténtica ceremonia el tomar café, independientemente del lugar en donde lo tomes. 
No es cosa de un momento, así que para tomarse una un café en Etiopía hay que tener tiempo.
Primero se prepara la mesa quemando incienso, después se lavan los granos blancos y se aplastan con las manos para después tostarlos. Una vez tostado, el café es molido a mano. Luego se introduce con agua en una jarra especial llamada jebena, que se coloca en el fuego hasta hervir.

La forma del recipiente, cuello estrecho y base esférica, y la habilidad de quien lo prepara impiden que los posos se mezclen con la infusión.
Cuando está listo se sirve hirviendo en una berekha, que es una pequeña taza de porcelana que no tiene asa y se llena hasta el borde empezando a tomarlo de un poquito cada vez. Allí suelen tomarse al menos tres tazas de una vez, lo que se supone que te da una bendición especial.

 
Etiopía es la cuna del café, es en los bosques de la región de Kaffa donde el cafeto arábica se encontró en forma silvestre. Al día de hoy, el grano ocupa un lugar central en la economía y la cultura del país.

Los cafés etíopes pueden variar mucho de una zona a otra e incluso de un lote a otro. El proceso húmedo o seco determina dramáticamente el gusto del café y Etiopía utiliza ambos tradicionalmente en zonas diferentes.

El mejor café procesado en seco proviene de la región de Harar. Tiende a ser de cuerpo medio y acidez brillante con tonos afrutados, áspero, o terroso.

El método húmedo también utilizado en América Central y similares, resulta en un perfil de taza limpia con un sabor menos rústico. El mejor café lavado de Etiopía se cultiva en las zonas de Yirgacheffe y Sidamo (donde también se utiliza el método seco), al Sur del país cercano a Kenya.

También se destacan algunos cafés de Limu, y Djimah. El resultado de estos cafés es un cuerpo ligero pero explosivo de notas florales y cítricas.

El proceso seco consiste en el secado de la cereza del café bajo el sol, para retirar luego la piel, la capa de mucílago y la cáscara de pergamino de protección que rodea a la semilla de un solo golpe.
La dificultad de obtener un excelente café por este método radica en que la clasificación de las semillas se hace visualmente de forma manual por lo que es posible que se cuelen algunos granos defectuosos. Sin embargo se puede consiguir una taza de fragancia y notas secas y afrutadas, de sabor impresionante y exótico.

El sistema de clasificación de café de Etiopía reconoce cinco grados. Cafés lavados caen dentro de los grados 1 y 2, y los procesados en seco en los grados 3 a 5. La diferencia entre los grados se determina por el número de defectos visibles.

Como veis esto del café Etiope no tiene nada que ver con las famosas capsulitas esas, que nos anuncia el Sr. George, que te hacen el café apretando un botón.


6 comentarios:

  1. Esta forma de degustar el café con tranquilidad y en compañía deberíamos copiarla y no deprisa, con capsulitas y solitos...en eso nos scan mucha ventaja!!

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  2. yo me acabo de tomar uno de maquina mientras echo un vistacillo a los blogs... me gusta este ratito por los blogs, porque el café...ya lo cambiaba por uno de esos...

    sama, vuestra ecai está dando muy buenas noticias, verdad? este enero puede ser bueno ;)
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Sandra tiene razón, deberíamos poder disfrutar de un buen café con tranquilidad y buena compañia... pero siempre vamos con prisas, eggggsss.. tendremos que aprender a sacar un ratito.
    Sama, cuanto aprendemos contigo!!!
    Gracias guapa

    ResponderEliminar
  4. Nosotros nos trajímos café de etiopia (por supuesto...) y ese lo dejamos sólo para cuándo tenemos tiempo y lo podemos compartir con amigos y familiares... Es nuestro momento de reencontrarnos con Etiopia...

    ResponderEliminar
  5. No soy nada cafetera... pero sin duda el mejor café que he tomado en mi vida. Si bebo alguna vez café tengo que echarle un montón de azúcar para hacerlo pasar, porque no me gusta y me parece muy fuerte. Pues a aquel le eché una cucharadita nada más y me encantó!
    El café y la injera, lo mejor de Etiopía... bueno, y mi hijo, y la gente, y los colores, y las especias, y los paisajes... mejor no sigo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a vosotras!!!!

    Pues sabéis que uno de los momentos que más me gustan del día es el cortadito con las del trabajo. Comemos en el restaurante laboral, y nos turnamos para ir a buscar el café de todas. Gloria nos los hace superbuenos.
    Pero deseandito estoy de probar el café...pero en Etiopía directamente, ja,ja,ja.

    A ver si la ecai nos dice ya algo, que estamos a puntito pero la llamada no llega.Umm!

    ResponderEliminar

BIEN !!! HAS ENVIADO UN COMENTARIO !
Lo podrás ver cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA