lunes, 14 de enero de 2013

AÑORANDO A MIS BASSET HOUND


Hoy no hablaré de Etiopía, ni de asignaciones, ni de curiosidades adoptivas…

Hace tiempo que me rondaba por la cabeza hablaros de unos perros que tuve  y que añoro muchísimo todavía. 

En marzo de 1994 nació mi Naguer. El Basseth Hound que compré en una tienda de Sagrada familia llegaba en avión desde lejos. Aunque lo pedí  tricolor, llegó a topos blanco y negro tal como una vaca.

Apenas llevábamos un año de novios mi costi y yo cuando  le di la noticia de que íbamos a ser tres. Yo tenía 19 añitos y el 22, y no sabía que mi costi me acompañaría durante muchos años más, pero estaba claro que mi Naguer sí lo haría.

Y nos lo llevábamos a todas partes. Al velódromo, al Park Güell, a Ribes de Freser de acampada, a casa de los amigos, a visitar a familiares al país Vasco. Vamos… a todas partes. Incluso a diario a nuestro local de reunión, El Submarino, un bareto que nos dejaba entrar al perro y además era el mimado del dueño, ya que nada más entrar se iba detrás de la barra a por la merienda.
Un par de ocasiones los tuvimos que dejar en guardería perruna y al recogerlos Ripli estaba entusiasmada pero él ni nos miraba tope indignado.


Eran diarios los comentarios de la gente sobre sus orejas XL. Pero ese precisamente era uno de sus encantos. Babas a parte!!!!

Y tras casi cinco años de novios, nos casamos. Y como no podía ser de otra forma, mi Naguer se vino de viaje de novios con nosotros.

En agosto de 1998 llegó Ripli, la novia de Naguer. La trajimos a casa porque no queríamos o no sabíamos que querríamos tener hijos. Y cuando mi perro ganó un concurso de Pedigree pal al perro más simpático, recibimos un premio de medio Kilo (en ptas.), que nos facilitó comprar a Ripli y muchas otras cosas más. Hasta salió su foto en la revista Mia.

En 2001 llegó nuestro hijo Leo. Y no podía haber elegido una raza mejor para estar con los niños.  Eran unos perros pacientes, calmados y encantados de acompañar y proteger al peque nuevo monstruito humano allá donde fuera.

Fuimos muy felices durante muchos años, pero en 2005 Ripli sufrió múltiples tumores debidos a las constantes mastitis, que ni con quimio, ni con las varias operaciones que le hicimos pudo sobrevivir, y en cosa de tres meses nos dejaba.

Lo pasamos terriblemente mal….
Nuestro Naguer volvía a quedarse solo, bueno casi. Una de las cobayas que tuvimos era muy buena amiga suya.  Naguer  hasta sus últimos días seguía haciendo el esfuerzo de ir a la puerta a recibirnos con ese movimiento de cola en saludo, pese a su artrosis, cataratas, incontinencia y demás cositas.

En marzo de 2009, nos dejó el mejor amigo que nunca pensé que podría tener. Y se hace durillo ver a otras personas paseando con sus amigos caninos. Te hace recordar…

Así que, es posible que en un futuro,  si las cosas en casa están calmadas, y logro convencer a mi costi, volvamos a tener de nuevo una miembro canina en la familia...
El Teckel de pelo corto miniatura es mi favorito, … ya se verá!
Puede que todo quede en un sueño.

8 comentarios:

  1. Te comprendo perfectamente. Mi familia ahora tiene cinco componentes, cuatro humanos y uno casi, mi niño can Nano. Es un cruce precioso que adoptamos en una entidad dependiente de la sociedad protectora de animales. Tiene su historia mi Nano... Fue abandonado pero a los pocos meses vino a vivir con nosotros y ya lleva un par de añitos. Y ya te digo, es uno más. Siempre digo que somos cinco... Besos.

    ResponderEliminar
  2. Te digo como Estefania: te entiendo muy bien. No es un perro, y muchos piensan q no son ariscos e independientes, pero mi Jomer es genial, es un gato precioso q lleva con nosotros mas de tres años y lo queremos con locura!!
    Sama, Naguer era precioso!
    Mucho s besitos!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada, me ha encantado conocerte un poquito más y conocer a tus perritos! Y como no, me has emocionado muchísimo, porque hace un poco más de un añito nos dejo por viejete ya, mi perro Nilo, si como el Río Nilo, un precioso yorkshie ! Y la verdad es que me pasa igual cuando veo a otros perritos con sus dueños...uff nudo a la garganta. Pero también tengo en mente ampliar familia perruna...besos!

    ResponderEliminar
  4. Si es verdad que se llegan a querer mucho y se pasa mal cuando mueren,hace un año murió el cocker de la familia y lo pasamos mal.Un beso

    ResponderEliminar
  5. siempre es bueno tener ilusión y nuevos proyectos, así q animaros y a ampliar la familia, pq un perro criado en familia es uno más, fiel compañero de vida.

    un besazo
    María J.

    ResponderEliminar
  6. Qué entada tan bonita!!!. Nosotros tenemos dos gatas y se quieren tanto los animales!!!.
    Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  7. Siempre viviran en nuestroa. corazones. UN BESAZO COSTI.

    ResponderEliminar

BIEN !!! HAS ENVIADO UN COMENTARIO !
Lo podrás ver cuando Samaiaui lo haya aprobado. GRACIAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

VIDEOS EN EL BLOG DE SAMA